sábado, 27 de enero de 2007

EL CHICO DE LA TAPA


4. EL CHICO DE LA TAPA

Son los mismos niños de la canción anterior, cinco años más tarde. El ya no vende rosas en Corrientes, carga una 22, roba para vivir y es hincha, pichón de barra brava de Dock Sud; perdió a su niña en algún hospital de provincia, bajo la red burocrática de algún guardia, mientras el país ha elegido a su nuevo presidente (1989), en circunstancias que también dejaremos para analizar en otra oportunidad.